lunes, 26 de mayo de 2014

INNER CITY BLUES: YAPHET KOTTO


El desenlace de esta estupenda serie cuenta como protagonista al temible Yaphet Kotto. Un gangster que vive a lo grande aunque sus negocios se mueven en el filo de la navaja. Himes, su impertérrito contable le dará un ultimatum. No hay tiempo, ni material, ni dinero, ni ética. Para sobrevivir tiene que saltar al vacío llevándose por medio a rivales y asalariados. Caiga quien caiga. La traición y la delación es la moneda de cambio. Arnold, Willie y Priest sufrirán las consecuencias.

Las reuniones se suceden. Los estudios de balances no tienen resultados. Las soluciones a corto plazo no son positivas. El robo es rapidamente castigado. Los pactos se rompen por diversas cuestiones. El hampa muestra su verdadera cara y la lealtad no existe. Todas las piezas del puzzle mostrado se acaban articulando. El intercambio entre Priest y Kotto que cerraba los anteriores volúmenes acaba desencadenando una mortal carnicería. Mafiosos y policías se ven envueltos en esta secuencia final orquestada por una pérfida serpiente. El orden se recupera. La hipocresía legal se impone. El final abierto es el esperado.


Para los amantes de la blaxploitation, Inner City Blues es un recomendable comic que recrea perfectamente las constantes del cine afroamericano de los setenta con una galería de personajes, lugares y elementos sonoros que conectan perfectamente con aquel momento. Publicada posteriormente en formato integral, fue precisamente esa edición la que editó Glenat en España dentro de la colección Pop Corn.  Una obra ideal para degustarla con buena música negra de fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada