lunes, 26 de mayo de 2014

INNER CITY BLUES: ARNOLD & WILLIE


Publicado entre 2003 y 2005 por la editorial francesa Vents D´Ouest, Inner City Blues es una atinada recreación en formato viñeta del cine blaxploiter. Tres volúmenes que recogen una historia criminal desde distintos puntos de vista. Aunque repleta de guiños para conocedores del tema es un relato que invita al no iniciado a explorar las fuentes seguidas. Por sus páginas se cuelan tipologías y lugares vistos en títulos como Shaft (1971), Superfly (1972), Pánico en la calle 110 (1972) o Black Caesar (1973) sin obviar los referentes literarios con Chester Himes a la cabeza. El toque postmoderno viene de la larga sombra de Quentin Tarantino con esa historia central revisitada por los diferentes protagonistas de la ficción.


El primer volumen publicado presenta a los hermanos Arnold & Willie Brown, dos delincuentes de poca monta, expertos en el robo de coches que se cruzan accidentalmente en el camino del hampón Yaphet Kotto. Su efectividad y honestidad les convertirá en piezas fundamentales en la organización del citado gangster. En su periplo conoceremos a Moe dueño de un taller mecánico y mera tapadera para ocultar todo tipo de delitos cometidos por la organización; a Priest, un traficante que intenta recuperar su sitio tras pasar un tiempo entre rejas; a Ebony, dueña del "Mother´s Ike" un local donde se negocia, se baila, se liga y se escucha la mejor música del momento; a Largo, mafioso blanco rival y pieza clave de la organización que perecerá en un baño letal; y a Raul, el nuevo profeta de una religión postiza y lisérgica. 


Entre trabajo y encargo, Arnold da rienda suelta a su aficción al jazz buscando vinilos y Willie devora teleseries casi siempre bien acompañado. En las carteleras hay programas dobles de visita obligada como Blacula (1972) y Duel (1971), o Watermelon Man (1970) y The thing with two heads (1972). Gimnasios, parkings, oscuros callejones, tiendas de discos, lujosos apartamentos, limusinas y deslumbrantes deportivos, el Cafe Reggio, solitarias zonas portuarias son la geografía vital por la que transitan nuestros protagonistas.


Inner City Blues fue escrita por Fatima Ammari mostrando un gusto especial por los detalles y por la ambientación. El apartado gráfico corrió a cargo de Brüno cuyo dibujo con tendencia a lo caricaturesco y esencial se adapta muy bien a lo narrado. Destaca especialmente la atmósfera lograda en la escena desarrollada en el citado Mother´s Ike que se repetirá en los posteriores volumenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada