lunes, 26 de mayo de 2014

INNER CITY BLUES: PRIEST


Segunda volumen de la triada que configura Inner City Blues. El protagonista es Priest, traficante al que conocimos en el primer tomo y cuya fisonomía no deja lugar a dudas. Su salida de prisión es el desencadenante de los acontecimientos que se narran en esta obra. Priest es un tipo elegante, bravucón, sin miedo a sacar sus dos pistolas, bromea utilizando el aguijón y conoce el potencial de sus rivales. Un auténtico problema para todos. Sus asuntos y su sector durante la estancia en prisión lo ha gestionado Largo. Esta acción le ha llevado a crearse ciertas rencillas con algunos gangsters del comité como Yaphet Kotto o Ebony. 

Priest como el protagonista de "Superfly" (1972) es un personaje singular. Tiene diversos contactos, una buena amistad con Cassius (exboseador reciclado en mafioso que lidera el grupo) y un hermano (Raul) que ha creado una religión ficticia para forrarse y obtener cierto poder. Priest tiene un objetivo: recuperar su lugar cuanto antes para aliviar el tiempo perdido entre rejas. No todos aprueban esto y las rivalidades surgirán rapidamente. La muerte de Largo (vista en el anterior ejemplar) es el comienzo. 

Priest ajustará algunas cuentas pendientes. Mientras tanto conoceremos los verdaderos intereses de la religión de su hermano, la relación que le une a Cassius (aunque los negocios se interponen entre ellos), degustaremos de una mega menú supremo en "Fats", habrá tiempo para desfogarse con un par de regalitos, un combate de boxeo y alguna compra de arte para aparentar cierto caché. La situación comprometida de su rival Yaphet Kotto le permitirá hacer un negocio con él aparentemente beneficioso para ambos. Priest tiene la materia prima, Kotto algo de liquidez aunque las deudas le atenazan. No todo resultará como parece.


Como podemos apreciar la intesidad va creciendo y se nos van mostrando nuevos datos para el esperado desenlace. No falta la música, la violencia, el toque de chulería callejera y las botas de erotismo. "Priest" engrasa bien como episodio central y muestra a las claras las intenciones de sus principales protagonistas. Las sorpresas no faltarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada