domingo, 29 de junio de 2014

I´M GONNA GIT YOU SUCKA (1988)


Y llegamos a los Wayans. Para muchos un dislate cómico con muy poca gracia cuyo éxito siempre ha sido un gran misterio. Sim embargo desde su aparición en la década de los 80, este intrépido clan familiar ha estado dando guerra con comedias, parodias, shows televisivos e incluso protagonizando algún que otro actioner. El film que nos ocupa tiene su importancia. Recupera siempre desde una vertiente cómica la blaxploitation en un momento previo a la ebullición del hinchado "boom" de la nueva generación de directores afroamericano. Hermana así dos fenómenos comerciales con puntos en común y evidentes paralelismos. Para ello se intentó contar con presencias reconocidas de aquella época. Algunas aceptaron gustosas el envite (Bernie Casey, Jim Brown, Isaac Hayes o Antonio Fargas) otras no quisieron parodiarse (el caso de Fred Williamson) o simplemente estaban cansados de repetir aquella mítica imagen (Ron O´Neal y quizás Richard Roundtree). En cuanto el star system femenino brilla por su ausencia acentuando por ello uno de los puntos más debiles de la película.

 
Jack Spade regresa a casa despúes de conocer la muerte de su hermano debida a una sobredosis de oro. La plaga está asolando el barrio y nadie parece quiere hacer algo para combatirlo. El responsable de ello es un peligroso mafioso blanco llamado Mr. Big. Spade idea un plan de venganza y reune a  viejos héroes de los 70: Slade, Hammer, Slammer, Kung Fu Joe y el inenarrable Flyguy.

 
Leyendo la sinopsis de "IGGYS" (1988) queda muy claro el tono que va a seguir la película. Su visionado no deja lugar a dudas. Siguiendo las bases de las spoof movies, un título clásico es el escogido como base estructural para ir añadiendo todo tipo de gags, citas y personajes referentes en el cine afroamericano de los 70. El escogido es "La Guerra de Gordon" (1973, Ossie Davis). El nivel de los gags y el humor perpetrado no provoca excesivas alegrías pero no cae en la escatología habitual marca de la casa. Se tiende a lo epidérmico y superficial antes que a la desestructuración del modelo elegido a parodiar (lo que le diferenciaría con las películas de los ZAZ). Hay citas y guiños claros a Shaft (el personaje encarnado por Bernie Casey y el asalto final), Abby, The Mack (el concurso de Pimps), las hazañas del Black Pack, las películas de Fred Williamson (el héroe encarnado por Isaac Hayes) y en definitiva el espíritu principal que las movieron. Es un gesto complice, irónico pero donde prima el cariño con aquel cine.

 
Los viejos héroes son presentados de manera similar a la que posteriormente hará "Original Gangstas" (1996). Una vez concluida su lucha siguieron su vida dentro de la sociedad y desempeñando todo tipo de quehaceres. El paso del tiempo les ha hecho inmunes al olvido generalizado. De la maraña de chistes y sucedáneos nos quedamos con algunos buenos momentos: la apariciones del siempre genial Antonio Fargas, la banda musical de acompañamiento callejero de Slade (Todo héroe tiene que tener una canción), las escasas y poco aprovechadas apariciones de Kung Fu Joe (que incide de forma involuntaria en la  trayectoria que tuvo Jim Kelly), la divertida crítica a los militantes negros y los contados gags directos con títulos claves del cine blaxploiter. El resto es humor de escasa relevancia y estética ochentera muy propia del momento. El film tuvo su peculiar impacto en su momento llegando a generar una tv movie posterior con visos de generar un serial que no llegó a buen puerto.

 
Keenen Ivory Wayans responsable del film en todos los sentidos (escribe, dirige, protagoniza y produce) siguió generando producciones similares de indudable retruécano: la popular serie de TV "In living Color", Shame, detective privado (1994), Los colegas del barrio (1996), Scary Movie I-II (2000-2001), Dos rubias de pelo en pecho (2004), Pequeño pero matón (2006), Dance Movie (2009)...Si tienen ganas pueden probar sus "delicias".


 
Lo Mejor: Su propuesta y Antonio Fargas.
Lo peor: Su resultado a pesar de algubos contados aciertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada