jueves, 30 de enero de 2014

THE DEVIL´S EXPRESS (1976): AGAIN

 Comentamos hace un tiempo esta oscurísima producción de difícil visionado y que estaba a la espera de su regreso de las tinieblas más inmundas. A finales del año pasado, el sello "Code Red" rescató la película en formato doméstico para deleite de los amantes del cine trash más inmundo. The Devil´s Express (1976) cuenta la historia de los desmanes provocados por un monstruo oriental en el metro de Nueva York al ser liberado y verse envuelto en una ambiente de luchas violentas entre las distintas bandas callejeras. El demonio lógicamente no seguirá las directrices de su amo. Como llega hasta allí es ciertamente pintoresco. Un experto en artes marciales viaja a China para recoger de su maestro el grado superior. Su compañero, un auténtico buscaproblemas entrará en una cueva liberando al citado demonio al robar un collar mágico. 

Rodada con un presupuesto bajo mínimos, The Devil´s Express (1976) es una deshilachada e informe mezcla de cine de terror, artes marciales y peleas de bandas callejeras. A lo largo de su visionado, se suceden diversas acciones que parecen pertenecer a varias películas que han sido montadas en una sola. El resultado parece presagiar el cine del psicotrónico Godfrey Ho. Todo lo que sucede en el filme carece de interés y provoca el tedio más absoluto.

 
Como película de artes marciales, sus escenas de acción rozan lo amateur. Patadas al aire, poses ridículas, movimientos ralentizados, puñetazos a destiempo. La secuencia marcial en la que nuestro protagonista acude a China para demostrar sus avances parece el rodaje de un ensayo. Warhawk Tanzania, héroe en apuros del embolado, luce chulería y peinado afro, pero su falta de personalidad y carisma provoca hilaridad en el respetable.

 
Como película de bandas (se estrenó en vídeo como "Gang Wars"), el tema está insertado de manera postiza. Hay un enfrentamiento por el control del tráfico de drogas entre pandillas, lo que provoca descargas de acción callejera para dar algo de ritmo al muerto fílmico al que estamos asistiendo. Estas peleas van y vienen sin razón alguna en lo narrativo y funcionan la mayor de las veces como situaciones florero.

Como película de terror, carece de cualquier entidad y provoca momentos de comedia involuntaria. El monstruo posee a un pobre facineroso en una zona portuaria y llega hasta Nueva York refugiándose en el metro. Allí iniciará su pequeña escabechina hasta su enfrentamiento final con el no menos monstruoso Warhawk Tanzania, cuyo modelito anaranjado le haría ganar un razzie al peor vestuario sin votación previa. No hay atmósfera, ni misterio, ni sugerencia...aunque sí que hay algo de sangre.

 
The Devil´s Express (1976) es uno de los peores engendros con que nos hemos encontrado recientemente. Aseguran los créditos de la participación de cinco guionistas en el libreto lo que quizás explicaria el desbarajuste narrativo. No faltan las notas de romance, los diálogos pseudoduros, momentos tabernarios, un policía simpático, riffs de guitarra en la deshilvanada columna sonora, un chino mal maquillado y otro oriental apaleado que se ocupa de la mejor replica de la película (How are you feeling, Brotha?). El resto se lo pueden imaginar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada