jueves, 30 de enero de 2014

THE ZEBRA KILLER (1974): AGAIN



Recuperamos un título que anticipamos dentro del territorio de rarezas del cine afroamericano de los 70 y al cual era difícil acceder. The Zebra Killer (1974) es el primero y más desconocido trabajo del finado director William Girdler dentro de la blaxploitation. Un policiaco en clave de protobuddy-movie ligeramnete inspirado en una serie de asesinatos raciales que en esa época se produjeron en San Francisco. El resultado es un thriller bastante desangelado cuyo trazado puede recordar alguna obra maestra de la época.

Una serie de crímenes provocan el pánico en la ciudad y el desconcierto en la policía. Los hechos no tienen un razonamiento lógico y los ataques parecen ser realizados de manera indiscriminada y sin patrón alguno. El caso es investigado por el teniente Frank Savage y su compañero Robert Creason. El caso dará un inesperado vuelco cuando el asesino secuestre a la novia de nuestro protagonista y convierta el asunto en un tema personal.

The Zebra Killer (1974) es el primer thriller de su realizador y demuestra su lógica inexperiencia en el terreno. El filme contrapone de manera hierática las acciones criminales del asesino con la investigación policial aunque esta en ocasiones es tomada de manera muy ligera y sin el toque obsesivo deseado. Así, asistimos a innecesarias escenas de la vida privada del teniente Savage, algunas pesquisas mal trazadas y el lógico enfrentamiento con el jefe del departamento ante el callejon sin salida que va tomando la investigación. La sensación de ya-visto lo acompaña todo.

 
El retrato del asesino tan poco da para muchas alegrías y carece del necesario empaque psicológico. Sus acciones son retratadas con frialdad expositiva pero sin fuerza dramática lo que acaba debilitando la narración. El lógico enfrentamiento entre asesino y policía llega muy tarde después de demasiado metraje innecesario que ha roto el ritmo de la película. La situación desencadenante resulta ser forzada y de consecuencias ilógicas.

 
En el terreno positivo destacar algunas ideas no desarrolladas en cuanto a las acciones del asesino, el aspecto racial que adopta en sus ejecuciones y su debilidad en el climax de la narración. The Zebra Killer (1974) es un policiaco aburrido y fallido que anticipa algunos elementos que serán mejor retratados en el cine venidero de las décadas posteriores. Destacar la presencia de Austin Stoker (habitual en las tres blaxploitation de Girdler), Charles Kissinger y en un breve papel D´Urville Martin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada