lunes, 11 de noviembre de 2013

EL MAGO DE LA VELOCIDAD Y EL TIEMPO (1988): 1ª PARTE


Quizás no les suene. Algunas pensarán que no existe. Otros asegurarán que es un nuevo desbarre de un servidor. Empecemos por partes. A finales de los 80 y primeros noventa llegaron a mi poder algunos números de la revista "Fotogramas", lo que provocó que empezara a comprar la publicación (actividad que duró unos años). Una de mis secciones favoritas se encontraba en la parte final de la misma, dedicada a estrenos videográficos y distintas secciones sobre películas olvidadas y rarezas de otros mercados. Un poster llamó mi atención. Un tipo sonriente embutido en un traje verde estrellado y con capucha sostenía a una joven en brazos, mientras recorría fulgurantemente un camino hecho de celuloide con el letrero de Hollywood al fondo, y un sistema galáctico y un planeta como telón de fondo. ¿Que "demonios" era esto?¿Cuando se ha estrenado? El poster lo guardé y busqué la película sin demasiado empeño, claro (era un momento de descubrimiento filmico constante, desde joyas de autor a locuras Z).

 
Pequeña elipsis. Un día por la noche algunos años después. Mediados de los 90, seguramente. Mientras zapeo entre las cadenas "privadas" buscando algo "decente", me encuentro con una película comenzada que llama mi atención. Es dinámica, naif, con efectos caseros y memorables, con una inventiva a prueba de balas, aunque su presupuesto es escaso. Veo lo que puedo pero distingo en ella al protagonista: un tipo zumbado con gafas que revoluciona el celuloide con su mera presencia. "El mago de la velocidad y el tiempo" es una realidad. La película no la puedo ver entera. El toque de queda paterno me lo impide. Días después pregunto por aquí y por allá, nadie de mi entorno la ha visto; algunos pensarían que era uno de mis locuras inventadas. ¿Quien sabe?

 
Nueva elipsis (esto empieza a a parecerse a "2001" o a una obra de Angelopoulos). Entro en contacto con un grupo cinéfilo. Algunos coleccionan películas desde hace mucho tiempo. En una de nuestras selectas charlas traigo la película a colación. No la conocen, ni les suena. Indico el poster y la reseña de su estreno videográfico. Pocas pistas. Respuesta: hay estrenos videográficos que no llegaron a buen puerto, otros lo hicieron de manera limitada. Rescato una anecdota: en uno de los videoclubs del Harlem pucelano husmee tiempo atrás entre las estanterías buscando todo tipo de rarezas (allí tuvo lugar el capital encuentro con el señor Russ Meyer y el curioso affair con el Vengador Tóxico). No recuerdo que la película hubiera estado allí. Mala señal. Ese videoclub* tenía las pelis más raras que uno podía imaginar. Misteriosamente un verano de mucho calor cerró sus puertas....

 
Año 2001. El 11-S me pilla haciendo un curso de páginas web (para poco me ha valido). En los momentos de asueto me introduzco en el espacio buscando información de algunas películas. Encuentro una página con información sobre la obra en custión. En los años sucesivos va apareciendo más información incluyendo una página creada por el autor de la película: el incomparable Mike Jittlov. El circulo se cierra en el año 2009. Encuentro la película. Ya sabeis donde... 

El mago de la velocidad y el tiempo (1988) es una película de bajísimo presupuesto escrita, dirigida y protagonizada por el citado Mike Jittlov. El filme está basado en un corto que realizó en el año 1979 y que tuvo bastante repercusión. Jittlov es un animador norteamericano nacido en L.A. en 1948 y fiel reflejo de artista hecho a-sí-mismo. Estudiante de Matemáticas en la UCLA decide allí realizar un curso de animación para satisfacer sus inquietudes artísticar y dar salida a algunas aspectos creativos que le suscitaban las materias que estudiaba.  El futuro director se fue especializando en FX, stop-motion, pixelación y técnicas rotoscópicas. Antes de su estancia universitaria, Jittlov había realizado un corto en super 8 llamado "The Leap" (que luego pasó a 16 mm y con el que se había dado a conocer en distintos festivales). En la UCLA, realizará "Good Grief" un trabajo que fue presentado y nominado para los Oscars. Despues de esto, nuestro "mago" compró una cámara de 16 mm y diseñó su propio sistema de animación multiplano (con una inversión de apenas 200 dolares), iniciando así su carrera profesional.


*El videoclub, cuyo nombre he olvidado, se encontraba en la Calle Tudela, cerca de la Plaza Circular (Valladolid).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada